Análisis objetivo para el alta de nuevos proveedores


Un Operador nunca debe estar cerrado a incorporar nuevas referencias a su negocio.

Normalmente, es de nuestros proveedores habituales de los que tenemos constancia del lanzamiento de nuevos productos. Unas veces se trata de nuevas referencias que aportan valores añadidos y diferenciales a productos ya existentes. En otras, se trata de meras evoluciones en su packaging que pueden ser un buen revulsivo para “apuntalar” productos en etapa de madurez o decadencia que se veían abocados a la extinción.

Cada día, también  nacen nuevas empresas con menos ataduras a la historia, al mantenimiento de productos obsoletos, y que aprovechan los “huecos de mercado” para cubrir una necesidad no satisfecha. Muchas veces, estas empresas al no tener ataduras funcionan con menores costes operativos que las consideradas tradicionales o  de marcas reconocidas.

El distribuidor no puede dejar de analizar la conveniencia de incorporar estas nuevas referencias, o estos nuevos proveedores. En muchas ocasiones, se trata de proveedores de marcado carácter local que tienen una cuota importante de participación en su mercado, y no podemos obviarlos si queremos satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Vamos a proponer una Ficha que debería rellenar vía web todo futuro proveedor que quisiera realizar negocios con nuestra compañía. Con ésta realizaríamos una valoración objetiva de incorporación a nuestro negocio.

Sólo el hecho de proceder a preparar la documentación solicitada, expresar precios en ciego, analizar su empresa con los informes financieros y de mercado exigidos serían suficientes para pensar, que de verdad, éste futuro “socio” tiene ganas de incorporarse como proveedor.

Nuestra labor previa, como operador, sería la pactar con Nielsen y D&B el enfoque de los informes a desarrollar, de forma que tuviésemos una visión del mercado ( precios de venta, cuotas de mercado, categorías, operadores, …) y de la posición financiera ( capacidad de riesgo crediticio, capacidad de  inversión, capacidad excedentaria, registro de marcas, patentes, … ) de la nueva empresa proveedora.

El distribuidor deberá tener un equipo multidisciplinar que analizará y evaluará a estos futuros proveedores. Con estas fichas nos aseguraremos un análisis técnico y objetivo de futuros “socios”, y minimizaremos la incorporación de proveedores fallidos que nos lleven a problemas futuros de suministros con los costes que ello conlleva.

¿Hubiesen pasado las empresas de Nueva Rumasa este tamiz – tanto de marca de proveedor como de distribuidor- con un operador que no trabajase anteriormente sus referencias y aplicase este modelo?

Fco. Fdez. Reguero.


Anuncios

Acerca de Francisco Fernández Reguero

Economista, analista independiente, consultor de negocio, especialista en distribución alimentaria.
Esta entrada fue publicada en Retail - Distribución y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s