Aumentar Deuda no asegura crecimiento sostenible a largo plazo


Inauguración del aeropuerto de Castellón

Aumentar Deuda – financiar Gasto Público emitiendo Deuda – no asegura crecimiento sostenible a largo plazo. A lo más, nos llevará a una época de gasto improductivo por falta de previsión y al mantenimiento de las estructuras políticas de gobierno innecesarias. Salir de la crisis es cuestión de emprendimiento, de iniciativa privada, de libre acceso a los mercados, de competencia, de libertad, de acceso a la financiación,… y esto es competencia de nuestros políticos. Nuestros políticos tienen que crear las bases y generar confianza, sin confianza no habrá crecimiento. ¿Quién confía en los políticos actuales?

Todos los políticos, de todos los países, piensan que la Deuda es un artificio para mantener ocupado al sistema financiero, pero es algo a lo que nunca tendrán que hacer frente, ni rendir cuentas de su uso, porque para eso están ellos (para hacer leyes) y sus bancos centrales. De una manera u otra, entre los dos se lo “cocinan” y se lo “comen”.

Esta afirmación nace de los datos que adjunto más abajo. La Deuda de la Zona EU-12 en 1.995 era de 4 billones de euros (1,59x los Ingresos) y al cierre de ejercicio de 2011 ascendía a 8,21 billones de euros (1,95x los Ingresos). La Deuda de Alemania, para el mismo período, pasaba de 1,06b. de euros (1,21x los Ingresos) a 2,08b. de euros (1,82x los Ingresos). Y la de España de 295.206 millones de euros en 1995 (1,73x los Ingresos) a 736.468 millones de euros en 2011 (1,95x los Ingresos). De verdad, ¿alguien piensa que los políticos se ponen como premisa de su gestión amortizar Deuda? Yo no lo vi expresado en ningún Presupuesto General del Estado de ningún país, ni plazo de amortización, ni qué % anual de sus Ingresos dedicarían a amortizar Deuda.

El valor acumulado de las Inversiones Públicas del conjunto de las Administraciones para los países referenciados y EU-12  de 1996 a 2011 fueron: EU-12 de 3,06 billones de euros; Alemania de 598.248 millones de euros; España de 465.136 millones de euros. Por tanto, en esta primera aproximación, podemos decir que en algunos países no toda la Deuda fue para financiar Inversión, sino que gran parte fue a Gasto Corriente.¹ Pero esto sería como admitir que los préstamos para Inversión Pública tampoco habrían sido amortizados desde 1996… ¡eso mismo!.

Si pensamos en España, qué parte de Inversión realizada desde 1996 fue realmente productiva y cuánta ya se pagó. Pensemos que nuestras magníficas autovías y ave, envidia de muchos países. Ahora, pensemos en las inversiones que se realizaron y se realizan a diario en nuestros pueblos, en nuestras ciudades, en nuestras comunidades… aeropuertos sin pasajeros, pistas de hielo sin hielo, pabellones deportivos sin atletas, parques sin paseantes, los mejores acuarios del mediterráneo, los grandes museos, palacios para los gobiernos de turno, ayuntamientos majestuosos, edificios exclusivos para la gerencia de urbanismo, calles y vías urbanas que se reasfaltan cada cuatro años sin necesidad, etc… muchos de los proyectos puestos en marcha tienen que vivir, para permanecer con cierta actividad, “enchufados” al erario público. Eso es derroche “puro y duro”, sirve para crear ilusión de riqueza, ilusión de actividad y trabajo a corto plazo, pero no es riqueza duradera.

Este derroche, esa ilusión de riqueza y de estado de bienestar irreal, era dinero detraído del contribuyente y de los inversores, y que en lugar de ir a financiar la economía real iba a la economía de la captación del voto, de la ilusión del nuevo rico. Hoy no tenemos dinero para financiar la Sanidad, ni la Educación, ni las Pensiones,… pero antes se lo gastaron nuestras Administraciones en crear ilusión, sin recaudar impuestos y tomando a préstamo, y se olvidaron de lo fundamental. Estos políticos tienen nombres y apellidos, y la mayoría siguen en el ejercicio de su profesión, la de político.

Si la Administración, en lugar de “tirar” el dinero, hubiese pagado a las empresas, las creadoras de empleo de verdad, ¿estaríamos con estas tasas de desempleo?  Y si en lugar de malgastar, lo hubiesen dejado en manos de los contribuyentes no aumentando los impuestos ¿qué habría ocurrido con el consumo y la inversión privada?

Lo cierto, es que las políticas de gasto utilizadas no llevaron desde 1996 a alcanzar el pleno empleo, es más, nunca tuvimos una tasa inferior al 8,7% y se alcanzó en el cénit de nuestra burbuja inmobiliaria.

La burbuja era evidente, pero era mejor dejar al pueblo vivir con la ilusión de la riqueza y el crédito fácil.

Los políticos al dejar el patrón oro se inventaron unas reglas para ellos solos, para la Administración Pública, y era referenciar la Deuda Pública emitida respecto del PIB… se ponen de acuerdo de vez en cuando, y a hora dicen que lo prudente es no pasar del 60% en esa ratio, pero ¿quién lo cumple?. Del mundo desarrollado muy pocos países, y de EU-12 (media 88,68%) sólo Luxemburgo (18,2%) y Finlandia (49,1%).

¿Por qué no referenciaron la Deuda respecto de los Ingresos? Tenían que crear la ilusión de la riqueza, lo que se posee es lo importante aunque se no sea de tu propiedad y se adeude a un tercero. Esta ilusión de riqueza, trae votos, y el político vive del corto plazo, vive sólo para ganar las próximas elecciones.

Muchos economistas, y muchos políticos, dicen que el Gasto Público debe incrementarse en períodos de crisis económica para de esta forma suavizar las curvas de decrecimiento económico. Podría ser, pero si fuese a costa de los ahorros que se produjesen en épocas de bonanza y es que la realidad muestra que no trabajan así. No hay ningún político que haya echado el freno en el Gasto Corriente cuando su país crecía sin problemas, sino que lo amplió hasta donde buenamente pudo. Ahora, entrada la crisis todos incrementaron Gasto financiado con Deuda y las consecuencias están a la vista. Se hicieron Gastos mal programados, gastar por gastar, no añadían nada al aparato productivo ni a su nivel de competencia.

Entre los cometidos de un político está el hacer que los mercados funcionen, vigilar si se producen disfunciones y prevenirlas. Su cometido no es hacer leyes y leyes que entorpezcan el funcionamiento de los mercados, lo dividan en pequeños reinos, sino que su función es abrir las “puertas” a la entrada de la competencia y de la libertad de comercio. Las bases del crecimiento sostenible a largo plazo no están en el aumento del Gasto Público, sino en propiciar:

  • Un sistema legal justo, con un órgano de administración de justicia rápido y eficiente, e independiente del resto de poderes.
  • Un sistema educativo que potencie los valores de conocimiento, de esfuerzo, de mérito y que potencie la iniciativa.
  • Un sistema legal que garantice la propiedad privada y dé seguridad a la libre contratación entre las partes. Hay que dar seguridad a los inversores.
  • Libertad de establecimiento en todo el territorio nacional, de implantación para el ejercicio de actividades lícitas, sin cortapisas, que potencien la competencia entre las empresas. Hay que preservar la unidad de mercado.
  • Liberalización de todos los sectores productivos a la competencia.
  • Un sistema de representación democrático, ligero de “peso”, adecuado a nuestra estructura de país y capacidad de gasto.

También un político en ejercicio, por la parte administrativa que le corresponde, debe vigilar que el ciudadano reciba los servicios que tiene con él comprometidos en las mejores condiciones de precio y calidad (ya que es el ciudadano quien en parte los financia), y esto hoy no ocurre. Muchas veces no ocurre porque el que presta los servicios es el propio estado, o entes vinculados, y no está sometido a las leyes de la competencia de mercado. Lo mejor que podrían hacer nuestros políticos es dejar que algunos servicios lucharan en igualdad de condiciones con el mercado y que fuese el ciudadano quien eligiese la empresa prestataria del servicio. Algunas veces da la sensación que nuestros gobernantes consideran a los ciudadanos carentes de personalidad, de capacidad de valoración y de decisión, y es por lo que adquieren el carácter del “papá estado”. Por favor, dejarme que elija el colegio que quiera, la sanidad que quiera,… no renuncio a que el estado la financie, sino que quiero decidir dónde recibirla que para eso la pago antes.

Os traigo aquí un gráfico para que reflexionemos si los aumentos de Deuda Pública utilizados para incentivar la economía han producido los efectos deseados (aumentar el PIB). Cada uno que haga su valoración.

Planteamiento:
Como los incrementos de Deuda provienen en su mayor parte del Déficit del ejercicio del Saldo no Financiero, constituyéndose aproximadamente por el valor del importe monetario que la Administración gastó por encima de su capacidad de ingreso en el ejercicio; es decir, se endeudó en los mercados financieros en lugar de aumentar sus ingresos con mayor recaudación de impuestos de sus contribuyentes, y así creó un “espejismo” de riqueza. Pero ¿sirvió para impulsar el PIB?.

  • Trabajé con las series de datos de Deuda y PIB corriente de 1995 a 2011. Calculé las variaciones de Deuda anuales, de un año respecto al anterior. Calculé las variaciones de PIB, de un año respecto al anterior.
  • Resté las variaciones de PIB de las variaciones de la Deuda.

Con esto pretendía demostrar si el impulso del incremento de la Deuda hacía crecer el PIB, y su resultado es lo que refleja la imagen posterior.

Explicación de tabla de datos adjunta:

Pulse en la imagen para ampliar

Fijemos nuestra atención en 1996.

  • El PIB de EU-12 creció respecto de 1995 en 227.852 millones de euros, mientras la Deuda producto de gastar más en el ejercicio que se ingresaba incrementó en 261.702 millones de euros. Conclusión, no todo el mayor gasto realizado – aumento de Deuda – se ha convertido en crecimiento del PIB.
  • El PIB de Alemania disminuyó respecto a 1995 en 9.022 millones de euros, mientras la Deuda aumentaba en 34.584 millones de euros. Conclusión, endeudarse no fomentó el crecimiento en 1996, ni tampoco ayudó al PIB de 1997 (-16.173 millones de euros).
  • El PIB de España aumentó respecto al de 1995 en 33.982 millones de euros y su Deuda lo hizo en 28.714 millones de euros. Conclusión, parece que endeudarse ayudó a fomentar el crecimiento.
Fijemos la atención en los años de Superávit presupuestario español, los años 2005-2006-2007:
  • En el PIB de España se producen los mayores crecimientos de la serie histórica, con +68.004 millones de euros, +76.249 millones de euros y +67.614 millones de euros respectivamente.
  • La Deuda española apenas aumenta o disminuye, con +3.355 millones de euros, -1.442 millones de euros y -8.748 millones de euros.
  • Los diferenciales que nos marcan los impulsos que la Deuda produce en el PIB están en sus máximos de la serie, con +64.669 millones de euros, con +77.691 millones de euros y +76.362 millones de euros.

De ahí, se puede pensar que aumentar Deuda motivado por exceso de Gasto no implica crecimiento, sino que hay otras variables, como el consumo y la inversión privada y el saldo exterior:


Muchos olvidan que las “tuberías” por donde circula el dinero, tienen un diámetro y una presión, y que el dinero que circula por ellas tiene dos destinos, o financiar la economía privada o financiar la pública. Esta “tubería” funciona como si fuesen vasos comunicantes, lo que se lleva una, lo detrae de la otra. Así que si aumentan las peticiones de endeudamiento de la Administración se estará detrayendo dinero de la economía privada, y no queda más que una solución, aumentar el caudal tanto como se precise. Pero ahí hoy no quieren estar los inversores privados con España, y es a través del BCE desde donde se pretende articular el caudal necesario. Por tanto, o disminuye la solicitud de caudal de la Administración o a las empresas no les llegará más que un “chorrillo”, insuficiente para promover crecimiento.


Lo que sí ha hecho este gráfico es marcarnos con exactitud el inicio de la crisis, y hacernos ver que el “tirar dinero” público en puro Gasto improductivo no nos llevó a mantener una senda de crecimiento económico a largo plazo.


Cuando un país se endeuda lo que está proponiendo a sus inversores es un compromiso de realizar en el futuro un menor Gasto o un aumento de sus Ingresos (extraído de sus contribuyentes) para poder pagarles (atender el servicio de la deuda). Entonces, de verdad, tal y como se presenta el futuro de España con tasas de paro mayores del 25%, el envejecimiento de la población y el aumento que conllevará de pensiones y sanidad, piensan que están dispuestos a amortizar Deuda nuestros políticos… yo pienso que es “patada adelante”.

Los políticos piensan que la liquidez del mercado (afín de cuentas tienen la llave de la liquidez, los bancos centrales) los sacará del atolladero. Piensan que hay multitud de demandantes y que por tanto siempre habrá inversores dispuestos a renovar sus préstamos. Pero no siempre es así. Hoy han desaparecido los inversores extranjeros para el mercado de deuda español, nadie se fía, ni de sus gobernantes (todos, comunidades, ayuntamientos, estado,…) ni de la “política monetaria” en la zona euro, y es que la demanda tiene dónde elegir, hay muchos países donde colocar su mercancía.

Dejo unas preguntas en el aire: 
¿Hubiese crecido España de igual modo si hubiese contenido su Gasto Público?
¿Hubiese crecido España de igual modo si el Gasto Público superfluo se hubiese destinado a Gasto Público productivo?


Bueno, puedo ser de interés la lectura de:

——————-
¹ En la Administración cuando hablamos de Gasto se incluye la Inversión. Deben realizar, para seguir el texto, el cálculo: Deuda 1995 + Inversión 1996 a 2011 y compararlo con el saldo de Deuda 2011.

Francisco Fernández Reguero.
Anuncios

Acerca de Francisco Fernández Reguero

Economista, analista independiente, consultor de negocio, especialista en distribución alimentaria.
Esta entrada fue publicada en Economía y política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s